ABOGADOS EXPERTOS EN QUEMADURAS EN LOS ANGELES.  CONSULTA GRATIS (866) 986-2092

¿HA SUFRIDO UNA QUEMADURA? REPRESENTACION INMEDIATA Y AGRESIVA!  

Los Abogados del Accidentado se dedican a luchar por sus clientes que enfrentan lesiones por quemaduras en el condado de Los Angeles.  Investigar las causas de una lesión por quemadura puede ser fundamental para garantizar que reciba la compensación máxima que usted merece por sus gastos médicos, dolor y sufrimiento, salarios perdidos, atención de rehabilitación y terapia física o compensación por discapacidad. Los Abogados del Accidentado comenzarán a actuar de inmediato para proteger sus derechos, utilizando todos los recursos financieros, legales, médicos y de investigación para determinar la causa de su accidente e identificar a los responsables.

Las lesiones por quemaduras pueden deberse a un accidente de auto, un accidente de construcción o del trabajo, un automóvil defectuoso u otro producto/máquina, o como resultado de un incendio en un apartamento, edificio, o escuela.  Especialmente en casos en que las salidas han sido bloqueadas o no están adecuadamente mejoradas con los códigos contra peligros de incendio por el dueño o manejador del edificio. Las víctimas que se enfrentan a las consecuencias de una lesión por quemadura grave necesitan tratamiento médico avanzado y representación legal con experiencia y agresividad.

Hay tres tipos de quemaduras: térmicas, eléctricas y químicas que se miden de dos maneras diferentes: el grado de la quemadura, en cuanto afecta la carne; y la gravedad de la quemadura, la cantidad de cuerpo afectada.

Ocasionalmente, algunas quemaduras ocurren de una manera muy intensa; pasar el dedo sobre una llama encendida, por ejemplo, no es tan peligroso como sostener su mano a una antorcha abierta. Sin embargo, una sustancia como el ácido fluorhídrico puede deformar la carne y comerse la piel rapidamente. Las quemaduras químicas, aunque extremadamente peligrosas, no son comunes. Las quemaduras térmicas, por otro lado, son muy comunes.

Cuando sufre una quemadura de primer grado, solo afecta la capa externa de la piel, llamada epidermis. La piel se enrojece y puede ser dolorosa al tocarla, pero se cura después de unos días. Agarrar un sarten caliente puede quemarte de esta manera.

Si tiene una quemadura de segundo grado, su epidermis y su dermis, la segunda capa de la piel, están dañadas. Nuevamente, hay enrojecimiento y una cantidad general de dolor en el área, pero también pueden aparecer ampollas y, si no se tratan, pueden explotar e infectarse. Una descarga eléctrica puede causar una quemadura de segundo grado.

El daño de una quemadura de tercer grado es brutal.  Atraviesa tanto la epidermis como la dermis y causa daño al tejido más profundo, dejando atrás un área de carne ennegrecida, carbonizada o blanqueada que puede no tener ninguna sensación debido al daño nervios. La exposición prolongada a llamas abiertas o sustancias peligrosas puede causar quemaduras de tercer grado.

Una quemadura de cuarto grado es el resultado de una exposición muy prolongada al calor o una sustancia corrosiva; el tejido está completamente afectado y el músculo, el ligamento y el hueso también se pueden quemar. Estas quemaduras frecuentemente requieren un tratamiento médico extenso, y el área afectada puede ser amputada o eliminada de alguna manera para evitar que se acumulen más daños.

Los Abogados del Accidentado están disponibles las 24 horas del día, los 7 días de la semana, para responder cualquier pregunta legal que tenga con respecto a la presentación de una demanda o reclamo por una quemadura. Tienen más de 50 años de experiencia en casos de quemaduras en el condado de Los Ángeles.  Todas las consultas legales son gratuitas y totalmente confidenciales. Los Abogados del Accidentado representan a las víctimas de quemaduras sobre una base de honorarios de contingencia, si no ganamos su caso, no cobramos!  Comuníquese con Los Abogados del Accidentado (866) 986-2092.